Chashaku, la cuchara para el té matcha

Cuando se trata de matcha (té verde en polvo japonés), hay tres herramientas (o dōgu) que se consideran esenciales. Son el chawan (cuenco de té), el chasen (batidor de té) y, por último pero no menos importante, el chashaku. En japonés, chashaku se traduce literalmente como "cucharón de té". ¿Su función básica? Recoger literalmente el polvo de té.

Los mejores Chashaku del 2021

2

Diseñado para limpiar perfectamente tu matcha y dejarlo espumoso y sin grumos.

3

✔Diseñado para batir tu matcha perfectamente para que tu matcha quede espumoso y sin bultos.

Catálogo de Chashaku, la cuchara del te matcha

 

Todo lo que necesitas saber antes de comprar un Chashaku

En las siguientes líneas encontrarás toda la información que necesitas a la hora de comprar un chashaku. Te eplicaré su uso, formas, historia y tradición para que te conviertas en auténtico maestro en la ceremonia del te.

¿Para qué sirve el chashaku?

Muchos practicantes del matcha se lamentan de que una de las tareas más arduas de la preparación de la bebida es llegar es coger el polvo en sí. El polvo de té verde suele guardarse en botes y pequeñas cajas lacadas (chaki) antes de ser servido. Una cucharilla normal no está diseñada para la tarea de coger la cantidad adecuada de te matcha, es aquí donde entre el chashaku en juego.

Origen del chashaku

El chashaku fue originalmente una innovación china. En un principio, se pensó como una cuchara estándar para servir en general. Los primeros chashakus estaban hechos de metal y marfil, o una combinación de ambos. Cuando el diseño de la cuchara se introdujo en Japón en el periodo Muromachi (alrededor de los siglos XIV y XV), se utilizó específicamente como cuchara para el té en polvo. Sin embargo, las de marfil eran demasiado delicadas y las de metal demasiado anchas. 

Desde entonces, se desarrollaron chashakus de otras maderas. Pero la mayoría de los chashakus estándar son de bambú. En cuanto al diseño, están hechos de una pieza estrecha tallada en bambú. Los verdaderos maestros del té en Japón son conocidos por tallar los suyos propios.

¿Cómo debe ser un chashaku?

Lo ideal es que un chashaku tenga 18 cm de longitud y esté hecho con una curva de casi 48º en la base. La "cuchara" debe ser más plana y ligeramente más ancha que el resto del cuerpo para medir el matcha de forma eficiente. Una cucharada de chashaku de matcha equivale aproximadamente a un tercio de una cucharadita de polvo de matcha. Dos cucharadas de polvo equivalen a una cantidad estándar para la elaboración del estilo usucha (1/2 cucharadita).

Los chashakus de bambú vienen en muchos estilos y variantes diferentes. Los chashakus de Mizuba Tea Co entran en la categoría "gomadake", es decir, la textura del "bambú con semillas de sésamo". El bambú que ha sido medio desgastado para dar la bienvenida a las motas marrones adquiere una apariencia de sésamo en la incrustación. 

¿Por qué comprar un chashaku?

Realmente no hay nada que sustituya al chashaku. Algunas personas utilizan pequeños cuencos en lugar de chawans, o batidores de huevos, batidores de metal o cucharas en lugar de chasens, pero otras cucharas simplemente no pueden sustituir al chashaku. Incluso la cuchara de azúcar más pequeña es demasiado ancha para extraer correctamente el matcha. El chashaku, por su diseño utilitario, mide la cantidad justa de polvo de hoja y garantiza cierta medida de control sobre la posible infusión.

También hay que tener en cuenta la tradición. Junto con las otras herramientas ceremoniales utilizadas para el cha-no-yu (ceremonia del té), uno realmente se hace una idea de cómo es probar el matcha en su forma original, sin restricciones. Cada cuenco de matcha es como un paso atrás en el tiempo. Cada cucharada de matcha es como un paso en ese viaje al pasado. ¿Y lo mejor? Es un viaje fácil de hacer.

Productos relacionados

Te puede interesar:

Deja un comentario